Aurora Tactuk

Es licenciada en Derecho cum laude por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra. En España ha obtenido el título de máster en Propiedad Intelectual por la Universidad Carlos III y el diploma de Estudios Avanzados cum laude por la Universidad Europea de Madrid, en la cual pronto realizará la presentación de su tesis doctoral. Reside actualmente en España, donde es asociada de un bufete especializado en propiedad intelectual con presencia en Madrid y Barcelona.

La protección del folclore dominicano

La mayoría de los países se preocupan cada vez más por salvaguardar sus valores culturales, preguntándose cuál es la forma más efectiva de protegerlos. Algunas legislaciones han planteado la posibilidad de recurrir al sistema de los derechos de autor. Sin embargo, al adentrarnos en el asunto nos damos cuenta de que existen considerables aspectos del folclore que se escapan a dicho ámbito, lo que complica en cierta forma el estudio de la materia. En nuestro país, hallamos referencias sobre la protección de estos valores tanto en la legislación sobre derechos de autor como en otras normas dedicadas a la tutela de las manifestaciones culturales.

Piratas del Caribe: atentados contra la propiedad intelectual

Una correcta protección de los derechos de propiedad intelectual resulta esencial para favorecer la creatividad individual y el correcto desarrollo y fomento de la cultura. La piratería desmedida y la insuficiente aplicación de las leyes correspondientes entorpecen la promoción de la creación y explotación mundial de los productos culturales, haciendo evidente la necesidad de desplegar cuantos medios sean necesarios a fin de promover la creatividad y beneficiar el desarrollo sostenible.

El uso de creaciones ajenas

Ante el conflicto surgido entre los derechos protegidos que corresponden al autor y otros intereses de orden social o cultural de mayor rango, es evidente que han de ser los derechos de autor y afines los que cedan, en la medida que no son derechos absolutos. De ahí la duración temporal de los derechos de explotación y la existencia de limitaciones que responden a diversas manifestaciones del interés publico concretadas fundamentalmente en el ámbito de la investigación, la docencia y la información; en definitiva, en la promoción y desarrollo de la ciencia y la cultura.