Carlos Dore Cabral

Es secretario de Estado, director de la Dirección de Investigación, Análisis y Programación Estratégica de la Presidencia de la República Dominicana (DIAPE), encargado del primer Diálogo Nacional (1997-1998) y del proceso de Consulta Popular para la Reforma Constitucional realizado en la República Dominicana durante 2006-2007.  Tiene un  máster en Sociología Rural (Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, 1982), un  máster en Artes (The John Hopkins University, 1992) y un candidato a doctorado en Sociología (The Johns Hopkins University, 1994); así como post-doctorados del Wilson Center- Smithsonian Institutions (1989) y del Land Tenure Center, University of Wisconsin–Madison (1990).  Ha sido profesor/investigador desde 1979, y es el director de Investigaciones de la Fundación Global Democracia y Desarrollo.  Es autor de The Urban Caribbean: Transition to the New Global Economic (co-editor con Alejandro Portes y Patricia Landort, Johns Hopkins University Press, 1998) y de Problemas sociológicos de fin de siglo (FLACSO, 1999).

Las ideas de un festival

Un compendio de historia de las ideas políticas dominicanas, que abarca desde la primera República a la postmodernidad, está contenido en el libro Retrospectiva y perspectiva del pensamiento político dominicano, fruto de los ocho paneles del Festival de las Ideas. Los autores validan que la sociedad no ha dejado de pensarse ni de observar su epidermis.

La inmigración haitiano-dominicana: problemas y soluciones

Para encontrar salidas adecuadas que permitan a los dos países que habitan La Hispaniola convivir de la manera más armónica posible, lo primero que debemos entender es que compartimos una misma isla. La segunda condición es despojarnos de una visión estática de la problemática que por años ha sido fuente de mitos y deformaciones que con respecto al “otro” se tiene en ambos lados de la línea fronteriza. Un tercer factor son los actores que discurren en esta trama de lo social y geopolítico. Finalmente, otro elemento que no podemos soslayar es la influencia que con visos de determinación tiene el entorno internacional y regional.

Valores y expectativas

Nunca antes la elección de un presidente de Estados Unidos concitó tanta atención en el mundo. La candidatura del afroamericano Barack Obama y la interconexión del planeta a través de las redes digitales y la televisión por cable lo permitieron. Donde empezó todo, en la Convención Demócrata de 2004, en la que participó como orador especial, Obama deslumbró con un discurso que le sirvió como piedra angular de un proyecto sabiamente concebido para arribar a la oficina oval de la Casa Blanca.

PLD versus PRD: ¿Cuál ganó?

La victoria electoral del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y sus aliados ha sido motivo de más de una interpretación, que pretende no sólo invalidar ese hecho cierto, sino también anclar en el imaginario colectivo el sentimiento de que el verdadero ganador fue el Partido Revolucionario Dominicano (PRD). Sin embargo, el PLD reitera su primacía: ha crecido sostenidamente al tiempo que fortalece los vínculos con la mayoría de las organizaciones políticas del país.

Dominicanidad y transnacionalismo

Desde sus etapas fundacionales, entre el Estado y la nación dominicana hubo un divorcio. El proceso de construcción de la identidad, esa dimensión de singularidad que crea alteridad para distinguirnos, reconocernos y que se nos reconozca y distinga en la pluralidad, se realizó con exclusión. La narrativa del “otro” no sólo tocó al vecino, satanizándolo, también dirigió la mirada fuera de la isla para encontrar el tipo ideal de lo que debía ser la esencia de nuestra identidad.

¿Una nueva situación en Haití?

La situación en Haití desde que se celebraron las elecciones de febrero se caracteriza por una mayor estabilidad en todos los sentidos: comienza a sentirse, aunque tenuemente, la posibilidad de que este inesperado instante sea el inicio de un proceso que conduzca a que su estado socioeconómico y político deje de ser excepcionalmente negativo.

Entrevista a Noam Chomsky

Los aportes del académico Noam Chomsky tienen mucho que ver con una nueva forma de pensar el mundo; resultan de la unión de dos vocaciones que casi siempre parecen irreconciliables: la de científico y la de político, vocaciones que en él, extrañamente, coexisten con igual intensidad.

Después de Hatillo Palma. Lo nuevo y lo viejo en la inmigración haitiana

Los trágicos sucesos de Hatillo Palma produjeron una reactivación del tema de la inmigración de ciudadanos haitianos al país, planteando nuevos (y replanteando viejos) elementos de la cuestión. Dos factores unifican esos aspectos puestos sobre el tapete por el asesinato de una dominicana a manos de varios haitianos en mayo pasado: a) su naturaleza ideológica -que oculta intereses económicos, sociales, políticos y culturales- y b) su condición de obstáculos casi infranqueables en la búsqueda de soluciones adecuadas y modernas a la presencia haitiana en la República Dominicana.

La emigración revaluada

Los procesos emigratorios de América Latina y el Caribe están siendo reformulados y revalorizados. De ser indicadores de la incapacidad de los países de origen de mantener adecuadamente a sus poblaciones, una señal de debilitamiento del sentimiento nacional en las masas que salen y una representación en el extranjero que avergüenza a sus terruños, los emigrantes han pasado a ser imprescindibles para la estabilidad socioeconómica y política de sus lugares de nacimiento, han ampliado el sentido (y la realidad) de sus naciones más allá de la territorialidad y se han convertido en genuinos embajadores de las tierras de donde partieron.

Migración haitiana y ciencias sociales

Este no es un artículo sobre la presencia haitiana en la República Dominicana, sino una breve historia de cómo los científicos sociales dominicanos han estudiado este fenómeno. Para hacerla se ha procedido de la forma que aconsejaba uno de sus más importantes cultores, Isaiah Berlin, “adentrándose en las mentes puntos de vista de las personas que las sostuvieron, así como en los contextos sociales y culturales de los que formaban parte”.