Christian Kupchik

Nació en Buenos Aires, donde vive actualmente, aunque estuvo radicado en París, Barcelona, Estocolmo y Montevideo durante más de veinte años. Cursó estudios de Filología Nórdica en la Universidad de Estocolmo. Como periodista cultural, ha colaborado con diversos medios europeos y latinoamericanos. Además, ha publicado cinco libros de poesía (uno de ellos en sueco), narrativa, ensayo y compilaciones sobre literatura de viajes publicadas por la Editorial Planeta de Buenos Aires. En la actualidad, codirige la revista Siwa, dedicada al estudio de Literaturas Geográficas y premiada en el 2012 por el Fondo Nacional de las Artes.

Henning Mankell: el legado del ángel impuro

Henning Mankell llegó inesperadamente al mundo literario cuando aún el policial nórdico no era tomado en cuenta y revolucionó el género. Su poderosa obra narrativa (unas cuarenta novelas, obras de teatro y ensayos) tuvo su pico de popularidad con la creación del inspector Wallander, un personaje algo agrio y hermético, aunque noble, que incluso fue llevado a la pantalla por la BBC y por la televisión sueca. Pero Mankell fue mucho más que Wallander: también cuenta su vida y pasión africana como director del Teatro Avenida de Maputo (Mozambique), su soledad rotunda e imperturbable, apenas matizada por cuatro matrimonios, el último con su verdadero amor, Eva Bergman –sí, la hija de Ingmar–, y una constante preocupación por el devenir del mundo, al que observaba con tanta acritud como su alter ego.