Natalí Faxas

166 elefantes flotaron en el mar

En junio pasado, tras el embiste de una onda tropical, el malecón de Santo Domingo amaneció lleno de varias toneladas de basura. De inmediato, varios videos de la costa y de las playas colmadas de desechos se viralizaron por las redes sociales. Sin embargo, eso era solo la punta del iceberg de un gran problema. Más allá del impacto que puedan crear las imágenes de una costa sucia en el sector turístico, están los efectos en el entorno y en sus habitantes. Greenpeace asegura que la contaminación que flota sobre la costa representa menos del 15% de todos los plásticos que están en el mar.