Revista Global 23

Elecciones

El triunfo del doctor Leonel Fernández Reyna en las elecciones pasadas no dejó lugar a ninguna duda. Contrariamente a otras ocasiones en las cuales el gobernante retuvo el poder, esta vez no pudo argumentarse el uso de triquiñuelas y mañas fraudulentas por parte del candidato-presidente.

En la República Dominicana moderna, por primera vez un presidente se lanza a la reelección y recibe el respaldo masivo del pueblo; y no cualquier apoyo, sino uno que lo condujo a reelegirse en la primera vuelta con un 54% de los votos, cifra frente a la cual fue imposible montar la consabida crisis que seguía a todos los procesos reeleccionistas anteriores.

Así sucedió con el doctor Joaquín Balaguer, quien se reeligió fraudulentamente en cuatro ocasiones, y fue tal el tamaño de la última crisis que obligó a introducir serios cambios en el sistema político y a reducir ese periodo de gobierno a solo dos años. Hipólito Mejía también intentó reelegirse, pero una correcta organización de las voluntades en su contra y la presencia de monseñor Agripino Núñez Collado en la Junta Central Electoral contuvieron los amagos de fraude en marcha.

En los recientes comicios, las razones esgrimidas contra el doctor Fernández se situaron fuera del proceso de votación. Todas esas acusaciones se pueden resumir en un solo vocablo técnico: clientelismo. Pero, ¿qué hacía el resto de los candidatos? Apabullar con el uso y el abuso del clientelismo sin tener en cuenta los viejos debates, con los cuales se lograban fórmulas que permitían arribar a políticas sociales que abrían brechas al desarrollo; y, muy importante, tampoco consideraban que el Gobierno, al ofrecerlas (o ponerlas en práctica), actuaba sin perder de vista las condiciones reales del país.

El candidato reformista comenzó su campaña con la atractiva divisa “el candidato de los pobres”. Pero la usó mal. La redujo al simple reparto de alimentos, sin agregar prácticamente nada a ese clientelismo puro y simple que no fuera la manera indigna en que lo realizaba. Por otro lado, una gran parte de las tareas de Miguel Vargas Maldonado consistió en tratar de imitar las medidas sociales implementadas y ofrecidas por el candidato del PLD; pero, aparte de la falta de luces reflejada en la imitación, cuando no se trataba de simple clientelismo, las propuestas eran demagógicamente exageradas.

El líder del PLD aceptó el reto de la realidad y se comportó a la altura de sus reclamos. ¿Cómo se distanciará, debidamente, de eso? Si la política es abierta, se debe a que añoramos una cosa y a veces tenemos que hacer la que parece su contraria. Pero confiamos en que, como casi siempre, ahora también saldremos airosos. Lo importante es que Fernández Reyna estableció un precedente en los procesos electorales dominicanos y, como tal, Global no puede dejar de comenzar a analizarlo. En este numero puede leer, de Carlos Dore Cabral, “PLD versus PRD: ¿Cuál gano?”; de Marcos Villamán, “Conservadores, clientelitas y asistencialistas: reflexiones en cuatro tiempos”; de Ramón Tejada Holguín, “La transición del liderazgo y la legitimidad en el centro de la espiral clientelista”, y de Eduardo A. Gamarra y Mauricio de Vengoechea, “¿Por qué gano Leonel Fernández? Un análisis de las elecciones dominicanas del 16 de mayo de 2008”.

Carlos Dore Cabral





ARTÍCULOS DE ESTA REVISTA


La transición del liderazgo y la legitimidad en el centro de la espiral clientista

Hay quienes se preguntan perplejos: ¿cómo pudo la reelección triunfar cuando ha sido maldita y funesta para la sociedad dominicana? hay quienes -parecería- recién descubrieron que el clientelismo es la base de la interacción social entre ciudadanía y organizaciones, por lo que sostienen que es el clientelismo lo que explica los resultados del pasado proceso.
Leer más

La Iglesia Católica y la meditación política en la República Dominicana

En este trabajo se propone que la participación de la Iglesia Católica en la meditación de las elecciones de 1986 y 1994 fortaleció su papel conciliador en la política nacional y la convirtió en un actor especial que promueve la democracia como el sistema político más adecuado, y se sostiene que los conflictos electorales se.
Leer más

PLD versus PRD: ¿Cuál ganó?

La victoria electoral del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y sus aliados ha sido motivo de más de una interpretación, que pretende no sólo invalidar ese hecho cierto, sino también anclar en el imaginario colectivo el sentimiento de que el verdadero ganador fue el Partido Revolucionario Dominicano (PRD). Sin embargo, el PLD reitera su.
Leer más

Los aprendizajes necesarios en la sociedad del conocimiento

La educación tiene planteadas exigencias múltiples, crecientes, complejas y hasta contradictorias en nuestro tiempo. La educación debe proporcionar las cartas náuticas en un mundo complejo y en permanente agitación, pero también la brújula para poder navegar por él y el anclar para detenerse, cobrar fuerzas, anticipar y valorar rutas a seguir.
Leer más

María Teresa Ruiz

La astrónoma chilena María Teresa Ruizfuela primera científica en la historia de la humanidad en descubrir una “enana café”, un tipo de estrella de escasa luminosidad y de cuya existencia se dudó durante años. Por este hallazgo fue reconocida como la primera dama en la historia de Chile en ser distinguida con el Premio Nacional.
Leer más

La dominicanidad de Oscar Wao

La entusiasta recepción que ha tenido la novela de Junot Díaz, The Brief Wondrous Life of Oscar Wao, obra representativa de la nueva narrativa de los Estados Unidos, hace que se pueda pasar por alto el hecho de que también debe ser leída como perteneciente a la literatura dominicana. Esta dualidad -presente de manera radical-.
Leer más

Conservadores, clientelistas y asistencialistas: reflexiones en cuatro tiempos

Se ha constituido en un lugar común la caracterización de la llamada “clase política” de la República Dominicana con los adjetivos indicados en el título de este escritorio. Esta sería una especie conservadora y su práctica, fundamentalmente, clientelista y asistencialista. Varios informes recientes y artículos de autores diversos así lo consideran.
Leer más